Chile, Suramérica, Viajes

Parque Nacional Torres del Paine

Luego de haber subido a la base de las Torres del Paine, da click aquí si no los has visto, nos lo tomamos con calma, pues luego de una caminata de 10 horas ida y vuelta, era más que necesario.

 

Así que fuimos a Puerto Natales a almorzar y nos quedamos recorriendo la ciudad. Vale la pena recorrerla, conocer su muelle histórico, el monumento al viento y comer en alguno de sus restaurantes, nosotros comimos en Afrigonia, muy recomendado!

Y terminamos nuestro día en el jacuzzi de madera y con unas buenas cervezas.

 

El último día nos fuimos de nuevo al Parque Nacional Torres del Paine, hicimos un recorrido tranquilo en carro, con algunas caminatas cortas, un recorrido que te lo recomiendo muchísimo.

 

Simplemente seguir la carretera y dejarse perder es un plan maravilloso, porque ni has entrado al parque y ya estás en lugares del otro mundo.

 

Nosotros manejamos directo a la hostería Pehoé, el más famoso del parque por su ubicación con vista directa a las torres y su puente característico atravesando el lago Pehoé. Es una ubicación de locos y vale la pena entrar a la hostería a tomarse algo.

 

 

De ahí manejamos hasta el parqueadero del Lago Grey, hay que caminar alrededor de 30 minutos, primero se cruza el Río Pingo por un puente colgante que con el viento y los pasos de la gente se mueve demasiado y puede asustar un poco. Luego se sigue caminando por medio de un bosque de Lengas hasta llegar a una playa de piedras. Al fondo queda el Lago Grey, con su agua gris y con bloques de hielo flotando. 

 

Ahí el plan es caminar la playa, si el viento te lo permite, y luego se puede subir a un mirador para poder ver de lejos el Glaciar Grey y todo el lago completamente. Es impresionante la vista, de mis lugares favoritos en el parque. Nos recomendaron mucho navegar hasta el Glaciar pero por cuestiones de tiempo no pudimos, así que si lo puedes hacer, no dudes ya que nos dijeron que es de los más espectaculares que hay. 

 

Luego seguimos nuestro camino en el carro, parabamos cada segundo porque aquí cada partecita del parque es una postal. Llegamos a una de las cascadas más imponentes que tiene el parque, Salto Grande, si ya venías sin palabras de todo lo que has visto, pues esto te dejará aún más sorprendido.

 

Una vez cumplimos con estos tres lugares que teníamos en la lista, seguimos nuestro camino de nuevo hacia El Calafate, ya que de ahí salía nuestro vuelo hacia Bariloche al otro día.

 

Nuestro hotel en Puerto Natales: Cabañas Kauken. (no es publicidad) 

Entrada a Torres del Paine: 

La entrada a Torres del Paine se puede comprar en:

  • La puerta del parque (sólo efectivo).
  • Por internet (se puede pagar con tarjeta).

Precio de entrada a Torres del Paine:

Los precios están cambiando con bastante frecuencia, aquí puedes mirar la web oficial.

Tener en cuenta:

Si haces un circuito largo (trekking de la W ó trekking de la O), la entrada es válida durante todo el tiempo que pases en el parque.

Si haces una visita de un día suelto y quieres regresar al día siguiente, la entrada permite acceder al parque hasta 3 días consecutivos.

 

Gracias por leer hasta aquí. Si tienes alguna duda, recomendación o que te ayude con tu viaje, no dudes en escribirme abajo en los comentarios.

Comments are closed.